Entrada destacada

Secuestran 14 plantas de marihuana

En una vivienda.

Diana Conti reconoció que le causa dolor que Domínguez no esté con el kirchnerismo

La diputada nacional Diana Conti reconoció que le causa dolor que Julián Domínguez no parta el espacio kirchnerista. La legiadora estuvo en Chacabuco para reunirse con dirigentes de la Cuarta Sección Electoral.


-¿Usted representa al kirchnerismo más duro?
El kirchnerismo más duro está en el pueblo argentino. Hay mucho kirchnerismo insertado en la ciudadanía de la Argentina y de la provincia de Buenos Aires, en cada uno de los distritos. Muchos trabajan activamente, autoconvocándose, y otros que en forma organizada vamos tratando de coordinar para encauzar el próximo triunfo en las elecciones de este año, que son legislativas, que son importante para recuperar los derechos que (Mauricio) Macri nos está arrebatando y que (María Eugenia) Vidal, en sintonía absoluta, está haciendo perder en materia de logros de justicia social, y de soberanía política y económica de la Argentina. Creemos, en parte, nuestra lucha es sincera, estando al lado de los que más necesitan, pero también de todos los ciudadanos que quieren alcanzar una calidad de vida, con movilidad ascendente, y proyectos que los entusiasmen para que sus vidas tengan sentido. Y también creemos que los gobiernos, tanto nacional como provincial son de una ineptitud absoluta. Yo remarcaría más la incapacidad para gobernar, que su ideología. No tienen ideología. Son gobiernos que vinieron a hacer negocios de espaldas al pueblo y en contra del pueblo.

-¿Usted piensa que no tienen un proyecto político en ambos gobiernos?
Es una política descordinada. Lo único claro es la incompatibilidad y disfuncionalidad de intereses, permanente. El caso del Correo Argentino caló hondo, porque mostró una corrupción real y absoluta, y que lo que decíamos de que se trataba de un gobierno de ricos y para ricos, hoy el pueblo los siente, no sólo en su bolsillo, sino que lo ve en la realidad. No queremos que haya ingobernabilidad. No queremos desestabilizar. Tenemos un interés real en la profundización democrática y en la resolución pacífica de los conflictos, sean estos políticos o institucionales. Nos gustaría que Macri y Vidal tomen nota de estas dos semanas que han sido de una manifestación del pueblo argentino en protesta de sus gestiones.

-¿Qué piensa de que la acusen a Cristina Fernández de querer desestabilizar al gobierno?
Pretende victimizarse si creen que la marcha contra los femicidios, que la marcha de los docentes, que la marcha del pueblo trabajador, que fueron apoteósicas, dentro de su civilidad, es Cristina. Sin duda van a apoyar a Cristina. Pero es porque la ingobernabilidad y la desestabilización la producen el propio Macri y la propia Vidal con su incapacidad para la gestión o su insensibilidad social.

-¿Confirmar el liderazgo de Cristina Fernández se traduce en que sea candidata?
Si dependiera de mí su candidatura, diría que sí, pero como no depende sino de ella, vamos a tener un poco más de paciencia. Ahora, con o sin ella, está el valor de reuniones como las de Chacabuco, del trabajo militante, de las dirigencias en todos su niveles. No sólo de los partidos políticos que integran el Frente para la Victoria, sino también de otros sectores del quehacer que adhieren al proyecto político que comandaron Néstor y Cristina Kirchner.

-¿Candidaturas como la de Julián Domínguez son un movimiento contra el liderazgo de Cristina Fernández o algo común en la vida institucional de un partido político?
Julián no ha sido sólo un compañero en la Cámara de Diputados. Me causa un profundo dolor que no esté compartiendo este tipo de reuniones y más dolor me causa que se haya pronunciado explícitamente por deshacerse de la conducción de Cristina Fernández de Kirchner. Lo considero un error político. A escala nacional son muy pocos los que mueven el amperímetro político. Cristina Kirchner, sin ninguna duda están entre ellos. Otro es Macri, porque es el presidente de la Nación. Pero dentro del peronismo no hay otro que le llegue a la estatura de Cristina Fernández de Kirchner.

-¿Cree que esto se debe resolver en una interna?
Yo creo en la resolución democrática de las candidaturas a través de internas. Son fructíferas, en algún momento, pero con absoluto respeto por el contendiente. Cuando se empieza a hablar de agua y “vasijas viejas”, el respeto ha cesado.

-¿Tras una interna el sector perdedor, si logra la cantidad de votos suficientes, compartirá boleta?
Con un 7 por ciento no se puede integrar ninguna lista.

-¿Eso es lo que mide Domínguez en las encuesta?
No, Randazzo.

-¿Cómo lo ve a Florencio Radazzo y sus movimientos sin ser candidato?
Me parece son estrategias políticas para colocarse en algún local. Lo que se está perdiendo de vida es que en un lugar, te coloca el pueblo.

-¿La ex presidenta está complicada por la Justicia?
Con todo lo que le han tirado, no queda un adjetivo calificativo para adjudicarle, y es una de las políticas que más mide.

-¿Eso se puede traducir en apoyo en las elecciones?
Los proyectos políticos no tienen que tener nombre y apellido. Es el proyecto político de un peronismo que sabemos que es un amplio movimiento que va para todos lados. Pero este peronismo, a mi gusto, de izquierda, que encabezaron Néstor y Cristina Kirchner, quedó enraizado en la memoria colectiva argentina de manera muy fuerte. Despierta pasiones importantes, y tiene reconocimientos absolutos porque les cambió la realidad a los argentinos. Eso jamás será olvidado.

-¿Y si Cristina Fernández no es candidata, a quién van a apoyar en las distintas secciones electorales?
Vamos a ver a quién define ella dentro del proyecto, para ocupar los lugares de más relevancia a nivel electoral.

-¿Piensa que esa definición va a bajar a los distintos niveles?
No es Cristina quien va a decir cuál es la referencia para votar en Chacabuco  o la Cuarta sección electoral, o cualquier lugar. Esas referencias emergencia y vamos a reconocerlas. El pueblo tiene unas ansias bárbaras de renovación de su dirigencia. Entonces, que gente joven siga con ahínco, siga demostrando lealtad a Cristina y al proyecto político que involucra al pueblo   que vio mejorar su vida en los 12 años de gobierno de los Kirchner, es muy auspicioso, y yo creo que va a tener repercusión en las urnas.

-¿Se imagina a una Cristina Fernández de Kirchner presa?
Creo que el gobierno de Macri, a través de sus garras judiciales hace un uso ilegítimo de las causas contra Cristina. Si le hiciera falta, no tiene límites para violar la Constitución, la ley o la voluntad del pueblo argentino.

-¿La posibilidad existe?
No correspondería, pero creo que este es un gobierno violador de derechos.