jueves, 2 de marzo de 2017

Aiola: "La alternativa de Ingredion a los despidos es cerrar la planta"

El intendente Víctor Aiola reconoció que desde Ingredion, le explicaron que la alternativa a los despidos masivos es cerrar la planta. El jefe comunal viajará mañana a La Plata para reunirse con autoridades del Ministerio de Trabajo provincial, junto a la intendenta de Baradero, Fernanda Antonijevic. Dicha cartera es clave porque es la que da curso al Procedimiento Preventivo de Crisis que solicitó la firma para avanzar con los despidos.




Aiola brindó una conferencia de prensa luego de reunirse con los representantes del Sindicato de Obreros y Empleados de Refinerías de Maíz (SOERM), Juan Verdié y Javier Curaratti. Hay algunas situaciones contradictorias, como que la empresa ha tomado cerca de 50 empleados temporarios en los últimos años.

El intendente dijo que había hablado con la gobernadora de la provincia, María Eugenia Vidal, sobre el tema, y con el Ministro de Trabajo bonaerense, así como con Cristian Valls, gerente de la planta de Chacabuco.

El intendente comentó que Valls le dijo que la empresa el año pasado tuvo pérdidas por 248 millones de pesos, en Argentina. No obstante, contó que para acceder al Procedimiento Preventivo de Crisis, que le daría facilidades para despedir a empleados, debe demostrar que ha tenido balances negativos durante cuatro años.

Sin embargo, Valls le confirmó a Aiola que la alternativa a los despidos es cerrar las plantas de Baradero y Chacabuco.

Aiola dijo que está del lado de los trabajadores, y que conoce a muchos de los empleados de Ingredion porque desarrolló su labor médica en la obra social del gremio, OSPREM.

Por otro lado, Aiola desaprobó el uso político de la cuestión. Dijo: "los impresentables de siempre van a hacer uso político como aves carroñeras".


En cuanto al SOERM, tanto Verdié como Curaratti, comentaron que la empresa no ha enviado todavía nada por escrito al sindicato. Solamente está la versión que brindó un gerente en una reunión con empleados. Este habló de los 112 despidos en Chacabuco y 84 en Baradero.



Desde el sindicato, se piensa que posiblemente, uno de los objetivos que tiene la firma, es derribar el convenio colectivo de trabajo que firmó con el SOERM y avanzar con otro con el gremio de la Alimentación. Al parecer, hay diferencias en cuanto a las remuneraciones de los empleados, lo que reduciría los costos de la firma multinacional.
Además, aclararon que no habrá marcha en Chacabuco este viernes, sino en Baradero, donde participarán trabajadores locales, que viajarán en dos colectivos. Más adelante, podría haber una movilización en la ciudad.


Por otro lado, Verdié y Curaratti estuvieron reunidos con concejales del PJ y con el diputado provincial Mauricio Barrientos.



El edil Cristian Carimando, sostuvo que no le importa que Aiola repudie el uso política de esta situación, sino que aspira a que el intendente se ponga al frente del reclamo para que no haya despidos.