Entrada destacada

Secuestran 14 plantas de marihuana

En una vivienda.

Fabricante de hielo cuenta como enfrenta el aumento de la tarifa eléctrica

Pedro Tabella es un empresario local que ha conseguido expandirse en la zona con la fabricación y comercialización de hielo. Los distintos aumentos que ha sufrido la tarifa eléctrica, ha llevado a que tenga que adaptar la logística ante la situación que enfrentan sus clientes.




Tabella, que también es conocido por su afición al karting y a distintos deportes motores, reconoce que en el rubro en el que se gana la vida, la electricidad es la materia prima.
El empresario abastece a negocios minoristas, confiterías, y estaciones de servicio de toda la región, a lo largo de todo el año.

-¿Cómo lo ha afectado el aumento de la tarifa eléctrica?
-A mí me afecta por el precio de la corriente. Yo uso trifásica, pero tengo el problema de los clientes que no quieren tener freezers en el negocio por el consumo. Entonces, a un freezer lo dividen en tres partes. En una tienen helados, en otra papas o hamburguesas, y la otra hielo. Me complican porque les tengo que dejar menor cantidad de hijo, y en días de calor debo pasar dos o tres veces. Antes, cuando la corriente era más accesible, tenían freezer para 100 bolsas. Eso me facilitaba la situación. Ahora me aumenta el costo por la corriente, sumado a la necesidad de tener una camioneta para pasar por los clientes. Acá tengo más de 100 clientes y se complica con la corriente. En lo mío, casi que la corriente es la materia prima.

-¿O sea que ha tenido que reorganizar la logística?
-Yo antes a los clientes les garantizaba pasar una vez por semana. Ahora, con los días de calor, paso hasta tres veces. Si son días normales o frescos, día por medio. Depende mucho de la temperatura. Para las fiestas es imposible atenderlos a todos, porque les dejo 15 bolsas, las venden y en media hora ya me están llamando. Antes les llenaba el freezer con 100 bolsas y con eso les alcanzaba para todos el día.

-¿Las ventas continúan a pesar de todo?
-Ventas hay. Con calor. No es como otras cosas con las que por ahí se nota como con la carne de vaca, que se dejó de consumir, pero se consume la de cerdo. Si hace calor, la bebida caliente no se puede tomar, más en las fiestas. Me aumentan los costos también, y no se puede aumentar mucho, por la relación con otros precios. Hay que ir buscando la vuelta como en todo comercio. Hay que cambiar la manera de trabajar. Hay que adaptarse a la situación. No hay manera de cambiarla.

-¿Ha perdido algún cliente?
-En lo que tiene que ver con negocios, sí, como kioscos. Supermercados y estaciones de servicio, no. En estaciones de servicio no incide, porque tienen trifásica. Hay conservadoras monofásicas, también. Generalmente no molesta la corriente. Pero con los kioscos, que tienen que marcar con lo mínimo, por ahí se me han caído las ventas.

-¿En unas semanas se termina la temporada alta de ventas?
-A mí me bajan las ventas un 70 por ciento en abril para adelante. Los kioscos dejan de vender y me queda un 30 por ciento de clientes. Son los boliches bailables y las confiterías del centro.

-¿Qué hacen con las máquinas con las que fabrica el hielo y las cámaras en las que lo almacena?
-En verano uso tres cámaras y dos máquinas, con producción las 24 horas. Es la temporada alta, de diciembre, enero y febrero. Después de eso, ya trabajo 12 horas con las dos máquinas, y en invierno, 6 horas, con una máquina y una cámara. Hoy tengo tres camionetas y en ese momento, uso una, y me sobra.

(Artículo de Cristian Otegui publicado en la edición del 13 de febrero de 2017 del diario De Hoy de Chacabuco)