martes, 14 de febrero de 2017

Dellavalle alerta sobre una posible excepción a un matadero de cerdos


Andrés Dellavalle, conocido por haber sido el responsable de la firma Don Bautista SRL, habló sobre la posibilidad de que el Concejo Deliberante le otorgue a una firma que está usando instalaciones de su propiedad, una excepción le permitirá funcionar en una zona de la ciudad que no corresponde.



El foco del conflicto son las instalaciones ubicadas en Pelegrini y 833. Según Dellavalle, hace tiempo se las alquiló a la firma Cer2, cuyo responsable se llama Augusto Domenjó. Al parecer, esta última empresa necesita una autorización de la Municipalidad para seguir realizando en el lugar la matanza de cerdos. Esto podría conseguirse con una excepción de parte del Concejo. El tema podría ser tratado este miércoles por la noche.

"Mi inquietud es poner en conocimiento de la gente lo que se va a tratar mañana en el Concejo Deliberante -comentó Dellavalle-. Fue pedida una excepción para la radicación de industria en la zona donde actualmente está el matadero de cerdos, que no lo habilita para eso. Por resolución de Obras Públicas, el ingeniero Osmar Echevarría, y del asesor legal de la Municipalidad, Carlos Costa, se había aconsejado al intendente, algo que figura en el expediente, que no es una zona habilitada para ese tipo de emprendimiento. Sí lo está para una fábrica del tipo de Zamutto, Milione, donde se haga elaboración, pero no para un matadero. Espero que a la empresa Cer2, que en estos momentos está usurpando el lugar, el Concejo Deliberante no le otorgue el permiso, porque estaría violando las leyes vigentes. No corresponde como matadero una excepción en esa zona. Yo quiero que esto sea público y llegue a los oídos de los concejales e inclusive de los concejales, y el intendente. Esta problemática ya fue planteada a cada uno de ellos. Incluso he tenido una reunión con el intendente. Me interesa hacerlo público para que la opinión pública tome conocimiento del hecho".

-¿Cómo está la relación con la parte que le alquila el establecimiento?
Hace tres años que no están pagando. Obviamente, esto esto está judicializado. Hay, de por medio, juicios de desalojo. Inclusive, la otra parte, unilateralmente, ha rescindido el contrato ante la Justicia. Por un lado lo hace valer, y por otro lo rescinden. Están haciendo valer el derecho de retención, algo que es válido, pero ellos pueden retener el establecimiento hasta que la Justicia se expida, pero no lo pueden usar. El que retiene un bien no puede hacer uso del mismo. Eso es ley, no es cosa mía.

-¿Entonces usted quiere recuperar el establecimiento?
Obviamente, quiero recuperar el bien, en lo posible. No voy en contra de la gente que trabaja. Están diciendo que yo soy el malo de la película que quiere dejar a 40 personas en la calle. Bajo ningún punto de vista. Es más, si los empleados quisieran formar una cooperativa o una sociedad, no tengo ningún problema en asesorarlos y hasta prestarles el establecimiento si ellos quieren empezar a trabajar. No es económico mi problema. Yo quiero desligarme de las responsabilidades que tengo por ese establecimiento, y que se encuadre dentro de la ley.

-¿Y cómo está funcionando el establecimiento?
Está funcionando con una habilitación anterior, mía, y con un permiso provisorio que le está dando la provincia, sobre la base de los permisos provisorios que la Municipalidad no se decide a otorgar. La decisión tiene que ser contundente. Hoy no tiene permiso. Tiene constancia escrita el Municipio de que no tiene la habilitación. A raíz de eso, sigue trabajando Es inexplicable.

-¿Pero para que funcione el matadero se va a tener que mudar?
La empresa sabrá qué tiene que hacer. Son conocedores del tema y es decisión de ella, no de incumbencia mía.

-¿Entonces, qué quiere?
Que la propiedad vuelva a los legítimos dueños.