Entrada destacada

Aiola visitó ALPI

Recorrida por la sede.

Craparo: "Es más peligroso manejar en Chacabuco que en una carrera"

Elio Craparo reconoció que considera que es más peligroso circular en auto por la ciudad de Chacabuco que manejar un auto de carreras en plena competencia.


El conocido y joven piloto brindó su testimonio el sábado, durante la presentación del plan de Seguridad Vial elaborado por el grupo Ciudad Creativa, que se llevó a cabo en el salón de los espejos de la Sociedad Italiana.
"En el 80 por ciento de los accidentes se ven involucradas las motos, que hoy en día, para mí, son lo más peligroso que hay en el tránsito de Chacabuco -opinó Craparo-. Con respecto a conducir un auto de carreras o conducir en la ciudad, yo creo que es más peligroso conducir en la ciudad. Cuando estoy arriba de un auto de carreras, conduciendo, estoy al lado de gente que sabe lo que está haciendo, que sabe las normativas que tiene que cumplir. Cuando salgo a la calle, no se quien es el que viene en el auto, en la moto, que por ahí no tiene conciencia de lo que está haciendo. Siempre tuve esa inquietud, por eso me parece muy bueno este proyecto".
"Hay gente que no valora la vida como la tiene que valorar -agregó-. La gente conoce las leyes de tránsito, pero no las cumple.  Tengo amigos o conocidos que andan sin casco y los escucho decir ‘si tengo un accidente es problema mío’. Pienso que no es tan así. Pienso que no es sólo problema tuyo, porque si te llega a pasar algo, tiene que estar toda tu familia detrás, mucha gente conocida por vos va a estar involucrada en lo que te pase. Por ahí no lo entienden".
"La educación vial tiene que estar en las escuelas -continuó-. Tendría que haber una materia, con gente capacitada para dictarla. Hay que trabajar desde chicos para solucionar este problema que traemos . En algún punto, los chicos van a empezar a enseñarles a los padres. Creo que la generaciones más antiguas están perdidas. No creo que tengan solución a esta altura de la vida, pero sí veo que desde los chicos podemos empezar a trabajar para ir recuperando el tránsito y que todo sea más ordenado y haya menos accidentes, y menos personas que pierdan la vida solamente por andar en la ciudad. No tendría que ser tan peligroso".
"Andar sobre un auto de carreras a 250 kilómetros por hora no tiene que ser el único motivo para usar un cinturón de seguridad -consideró-. Si uno ve las presentaciones de las pruebas de los autos y la capacidad de impacto que tienen, las hacen a 50 kilómetros por hora. Ponen un cuerpo con un cinturón de seguridad y se ve el impacto que tiene a esa velocidad, que puede ser con la que se circula en la ciudad".
"Obviamente, en la ruta, hay que usar mucho más el cinturón de seguridad", dijo.
"En los últimos años, creo también que una de las causas de accidentes ha sido el uso del celular -consideró-. La distracción que produce mirarlo por unos segundos, representa muchísimo tiempo en el que el auto continúa a gran velocidad. Volviendo al tema de la conducción de un auto de carreras, es al revés. Siempre estás concentrado en algo. Es tal la concentración que cuando el cinturón de seguridad se desprende un poco, ya lo estás ajustando nuevamente. Siempre hay que respetar las medidas de seguridad. A eso lo aprendemos por el deporte que hacemos y el riesgo que implica ir sobre un auto de carreras".
"También me ha tocado ir por rutas y ver que hay huellas de camiones -contó-. Las rutas no tienen las medidas de seguridad necesarias. Hoy en día, generalmente, no hay rutas en buenas condiciones. Las rutas hoy no cumplen las normas que deberían cumplir. Puede que se circule por una ruta que tiene una banquina muy angosta o tiene huellas y se sigue circulando a la misma velocidad, algo que puede llevar a chocar con otras personas que vienen de frente o perder la vida".
"No hace mucho, tuve que parar porque había un accidente en una ruta -comentó-. Todavía no habían llegado los bomberos o la policía. Lo único que escuché a una persona fue sobre la ruta. Todas excusas vinculadas con la ruta, pero no preguntó cómo estaba la otra familia. Eran solamente excusas, sin tomar conciencia sobre las personas que iban con él o las que iban en el otro vehículo. Aquellas que corren riesgos si él no se cuida a si mismo".
"Conozco la ciudad de Chivilcoy -agregó-. Ahí se ha empezado hace unos años a tomar el perímetro de plaza para que dentro del mismo se tenga que usar casco y cumplir las leyes. La gente venía sin casco, y cuando llegaba al perímetro se lo ponía. Después de determinado tiempo, fue agrandado el perímetro. Desde la plaza, avanzaron cuatro cuadras a la redonda y todo eso fue evolucionando en la gente".