Entrada destacada

Detienen al último miembro de una banda de asaltantes

Lo pescaron en la ruta.

domingo, 22 de enero de 2017

"La gente sabe quien camina para trabajar y quién con un discurso electoralista"

El intendente Víctor Aiola criticó a la oposición y ponderó el trabajo realizado por su gestión en los últimos tiempos. Fue el sábado, al cabo de una caminata por Cucha Cucha.


Las declaraciones del jefe comunal, fueron recogidas por el Canal Municipal.
Sobre la actualidad de Cucha Cucha, Aiola explicó que "en las últimas lluvias no se ha inundado, como pasaba antes, se han hecho trabajos de zanjeo, colocación de caños, cruces de calle. Se ha tratado de mejorar. Nosotros no esperamos que el vecino nos haga el reclamo sino que vamos en busca de sus necesidades".
 En lo que respecta al diálogo con los vecinos, el intendente dijo: "La gente reconoce que si bien faltan cosas, ve un Estado que está presente, que está trabajando, que está haciendo. Entonces, tiene la capacidad de esperar. Obviamente, cuando hay prioridades, hay que tratar de resolverlas lo más rápidamente posible. Pero la gente sabe quién camina para resolver cosas y quién camina con un discurso solamente electoralista y que después se termina olvidando de la gente como hicieron durante muchos años. Hubo muchos años de desidia, en los que Chacabuco estuvo bien desde el punto de vista económico. Con el boom de la soja había entrado a Chacabuco mucho dinero. A ese dinero la verdad es que nosotros no lo vemos en los barrios. Cuando muchos se golpeaban el pecho y decían que estaban del lado de la gente, del lado del que más lo necesita. Yo invito a cualquier vecino de Chacabuco a acompañarme en las caminatas y ver que verdaderamente fue todo una mentira. Nosotros no hablamos, hacemos cosas. La gente podrá estar de acuerdo o no, en un principio, pero sí se va a dar cuenta que hay un Estado que verdaderamente trabaja y hace cosas para mejorar a la comunidad".
Oposición. No obstante, Aiola no pudo evitar hablar de la oposición, después de las críticas que recibió por incluir el logo de su gestión en las remeras entregadas a los niños de la colonia municipal Arco Iris: "Soportamos todo tipo de críticas, palos en la rueda, a gente que continuamente está mirando cosas chiquitas como un cartel, y todas esas pavadas. Cuando estuvieron ellos, durante 12 años no le dieron respuestas a la gente. La verdad está bueno que se entretengan con eso, y a nosotros no da bastante risa y más ánimo para seguir trabajando. Viendo cuando los políticos se fijan en cosas tan pequeñas, cosas chiquitas, palos en la rueda, la verdad es que a mí me dan más ganas de trabajar, de dejar todo por Chacabuco. Así tenga que estar las 24 horas trabajando, me parece que es poco. Necesita  mucho, necesita a un intendente que de la cara cuando se hacen las cosas bien y cuando las cosas no se hacen o se hacen mal. Lo que no van a ver es a un intendente que solamente habla para la gilada o hace el discurso y después las cosas no le llegan a la gente".
"Yo respeto a todos los que opinan porque estamos en democracia, pero me parece que más que hablar, hay que ponerse a trabajar. La oposición tiene un rol de trabajo que es presentar proyectos, propuestas. A mi me gustaría verla, después de 12 años, caminando los barrios y explicándole a la gente por qué no hicieron lo que tenían que hacer en su momento, cuando tenían fondos, un país al que entraba mucho dinero. Hacer autocrítica, estar al lado de la gente, poner la cara, eso los va a volver a contactar con la realidad. Durante muchos tiempo los políticos estuvieron alejados de la realidad, de la gente, y ahora es tiempo de volver a estar en contacto. Nosotros lo hemos hecho durante la campaña y seguimos caminando como si fuese el primer día".
Por primera vez en mucho tiempo, Aiola habló sobre su futuro político, pero en clave de mensaje hacia la oposición: "Como siempre digo, en Chacabuco no hemos logrado absolutamente nada, falta mucho por hacer y tenemos tres años por delante en los que vamos a utilizar hasta el último minuto en tratar de mejorar la calidad de vida a los vecinos. Por lo demás, si la gente quiere que continúe o no, ese es un problema que a nosotros no nos desvela, no nos tiene preocupados, porque cada uno de nosotros tenemos nuestros trabajos, no hemos vivido de la política. Si a los tres años me tengo que ir, vuelvo a mi consultorio tranquilo, y sigo trabajando como siempre. Lo mismo mis funcionarios".
"Algunos de la oposición se desesperan porque nunca han trabajado y ahora se ven con las manos vacías y no saben qué hacer -agregó el intendente-. Si vos no está acostumbrado a trabajar, te ves perdido. Alguien dijo que el problema del poder no es tenerlo sino perderlo. Ellos tienen un verdadero problema, nosotros no. Nosotros el único problema que tenemos y nos desvela es mejorar la calidad de vida a los vecinos".